Blog

Infraestructuras On Premise vs. Cloud

onpremise_cloud

La eficacia de las soluciones cloud computing dependen de su adecuación a las necesidades del negocio. En el momento de configurar la infraestructura de TI, una de las decisiones cruciales es la de elegir entre el despliegue de los datos en infraestructura on premise o hacer uso de los servicios de un proveedor cloud.

El debate sobre cuál de estas dos soluciones es mejor es interminable ya que ambos ofrecen beneficios distintos. Debido a los avances en tecnología y a la creciente popularidad de entornos en la nube, resulta esencial  entender cómo funciona cada sistema y las principales diferencias. De esta forma será más fácil saber qué opción se alinea con las necesidades de tu negocio.

 

Download The Linke AWS Connector for SAP in PDF

Entorno On-Premise

Cuando hablamos de este tipo de entornos, nos referimos a la instalación de un sistema en una ubicación física, es decir, un entorno de TI in-house. Debido a que los centros de datos se encuentran en las instalaciones, el equipo de TI tiene control sobre ellos. Por otro lado, los centros de datos se adaptan a las necesidades específicas de la empresa y pueden ser usados para ejecutar desde servidores privados hasta aquellos gestionados por terceras partes . 

Sin embargo, el mantenimiento de este tipo de infraestructura requiere un mayor nivel de inversión, ya que el negocio es el encargado de la configuración del hardware, la compra de licencias, las capacidades de integración y actualizaciones de los sistemas.

Entornos Cloud

En comparación con los entornos On Premise, el despliegue de sistemas y aplicaciones en la nube se lleva a cabo en centros de datos virtuales y totalmente gestionados por el proveedor cloud. En este caso, los propietarios de los datos pueden acceder a la red de forma remota y tendrán la posibilidad de escalar la infraestructura de acuerdo al crecimiento de las bases de datos o los requerimientos y es posible elegir entre tres diferentes opciones de infraestructura cloud:

  • Software as a Service (SaaS), donde el proveedor de servicios se encarga de todo, y la empresa sólo tiene que pagar por aquellos recursos que utiliza.
  • Infrastructure as a Service (IaaS) se refiere a la gestión y despliegue de datos en  infraestructura perteneciente a la empresa. En este caso, proveedores cloud como AWS, ofrecen soluciones para que los desarrolladores gestionen servidores virtuales  de acuerdo a sus necesidades.
  • Platform as a Service (PaaS) es una plataforma para el desarrollo y hospedaje de las aplicaciones de una empresa. Es una combinación entre el servicio cloud y el IaaS y existen tres tipos: nube pública, privada e híbrida. 

Algunas diferencias clave entre las instancias

Despliegue

El despliegue es una de las distinciones principales a tomar en cuenta cuando se elige entre on-premise y cloud. Con las soluciones locales (On Premise), las tareas de ejecución se implementan internamente. Si los datos de ejecutan en la nube, los proveedores son responsables de la gestión de las tareas de migración en los centros de datos. Incluso, si se despliega, ya sea en la nube pública, privada o híbrida, el propietario todavía tiene acceso completo a esos recursos, cuando lo desee. 

MANTENIMIENTO

Debido a que los centros de datos y servidores están alojados en las instancias locales, con on-premise la empresa debe ocuparse del mantenimiento. Dependiendo del tamaño de la infraestructura, es posible que se tenga que contratar a un equipo de TI interno para que supervise toda la infraestructura. Por su parte, las soluciones basadas en la nube eliminan las tareas relacionadas a este punto ya que este rol recae en el proveedor de servicios. Esto ofrece ventajas tales como una rápida escalabilidad y actualización de acuerdo a las demandas de su negocio.

COSTES

Los costes iniciales de instalación de una red local pueden sumarse rápidamente. Se debe invertir en hardware, software y también en un equipo de expertos. También debe tener en cuenta los gastos de mantenimiento que van desde las copias de seguridad hasta las actualizaciones del sistema. Por otro lado, un sistema en la nube es rentable gracias a los modelos como el propuesto por AWS, pay-per-use, en donde solo se paga por los recursos utilizados. 

SEGURIDAD

En términos de seguridad, con los despliegues On Premise es posible controlar la seguridad física y mitigar las amenazas, de hecho, esta podría ser una de las poderosas ventajas de este entorno. Por otro lado, las soluciones en la nube requieren que confíe su seguridad al proveedor de servicios. Hoy en día, los proveedores cloud trabajan para garantizar una mayor seguridad y unos tiempos de disponibilidad más altos

Incluso con toda esta información, no se puede decir abiertamente que una alternativa es mejor que la otra. Es una cuestión de lo que funciona para tu negocio. Por ejemplo, si necesitas un alto nivel de control, entonces quizá un entorno On Premise puede ser una buena elección. Sin embargo, si el negocio es altamente escalable, entonces la nube es más práctica y flexible. Analizar las necesidades de su empresa es la mejor manera de tomar la mejor decisión. 


Si estás pensando en migrar tus cargas de trabajo a la nube, descarga nuestro white paper para conocer más sobre el despliegue de SAP en AWS.  

Nueva llamada a la acción

Stay tunned for more content like this.

Nueva llamada a la acción
Linke SAP on AWS
Key steps to adopt Devops on a Cloud-Native Company
Download The Linke AWS Connector for SAP in PDF