Blog

Coste Total de Propiedad (TCO): ¿qué es en cloud computing?

TCO_cloudcomputing

Con el desarrollo tecnológico actual y el rápido crecimiento de las organizaciones, éstas tienen en sus manos importantes decisiones como la inversión en infraestructura. Hoy en día tienen que elegir entre el software de alojamiento tradicional y el cloud computing para el almacenamiento de bases de datos y sistemas. En el modelo tradicional, las empresas adquirían aplicaciones de software físico en las que almacenaban sus datos. Por otro lado, el cloud computing implica la compra de espacio de almacenamiento a terceros sin tener que preocuparse por la gestión total.

Con las aplicaciones en nube, quizá no se cuente con la infraestructura física de los servidores, sin embargo, sí que se podrá acceder de forma remota y cuando sea necesario. Cada vez son más las empresas que abandonan los servidores tradicionales por sistemas en nube, pero ¿cuál sería el coste total de propiedad de estos servicios cloud? En este post te explicaremos los aspectos principales a la hora de calcular el Coste Total de Propiedad (TCO). 

Download 5 Steps to optimize your SAP on AWS costs

Para analizar el coste total de propiedad de las aplicaciones en la nube, tendremos que desglosar los costes individuales. Se trata de los costes de capital, los costes de diseño y despliegue, los costes continuados y los costes de capacitación y apoyo: 

Costes de capital

Por una parte, los costes de capital de los servicios de cloud hosting incluyen la compra de la suscripción, los costes de formaciónmantenimiento y la atención al cliente. También se deberá contemplar la inversión por cualquier actualización de redes y servicios administrativos.

En cambio, el hospedaje tradicional requeriría la compra de programas y equipo informático, además de la mejora de la infraestructura de red. Con este tipo de despliegues, también se tendrá que pagar por productos de seguridad, herramientas de prueba y sistemas de monitoreo.

Costes de implementación

Los recursos ahorrados en los procesos de arquitectura y despliegue también deben tenerse en cuenta en el coste total de propiedad. Con las aplicaciones en nube, la infraestructura está listo en semanas. Esto se debe a que los usuarios de estos servicios no tienen que dedicar tiempo a probar, adquirir e instalar la infraestructura. También pueden acceder a los sistemas desde cualquier lugar.

Con los sistemas tradicionales, puede llevar meses desplegar su organización. Necesitará encontrar y probar los sistemas y la infraestructura, y también necesitará dedicar tiempo a encontrar profesionales que puedan manejar adecuadamente los sistemas.


Costes continuos

Los costes continuos de los sistemas de aplicaciones en la nube se proporcionan como parte de la suscripción original. Estos costes incluyen el mantenimiento de los sistemas, la sustitución de hardware, la seguridad de la red y la monitorización. El único costo adicional en el que incurriría sería en la actualización a un espacio de almacenamiento más grande. Sin embargo, con los modelos de pago por uso, el gasto depende mucho de los recursos utilizados.

Los costes continuos en los sistemas tradicionales son mucho mayores. Si se desea ampliar el espacio de almacenamiento, será necesario comprar espacio de almacenamiento físico adicional. Es posible que también se deban reemplazar los sistemas cada tiempo determinado. Además, los costes de seguridad y supervisión de la red también tendrán que pagarse por separado.

Formación y soporte

El soporte es necesario para todos los servicios informáticos. En los servicios cloud, se proporciona como parte de la suscripción. Soporte y formación son accesibles para cada miembro del equipo TI de la empresa. Por otro lado, con el software tradicional, la empresa es quien se encarga del entrenamiento y la contratación de un equipo de soporte, si no se cuenta ya con uno en la empresa.

Conclusión

El coste total de los servicios en la nube debe calcularse en todas las etapas. Debe tener en cuenta el coste de adquisición de la suscripción, el coste de la implantación, los costes continuos y la formación y el soporte. Los despliegues en cloud son generalmente mucho menos costosos que la compra de software/hardware tradicional. Además de los costes, se puede disfrutar de una mayor flexibilidad y escalabilidad con los servicios cloud


Si ya aprovechas todo el poder de la nube para el despliegue de tus cargas de trabajo para tus sistemas SAP, quizá este white paper te parezca interesante. Descarga aquí:New Call-to-action

Stay tunned for more content like this.

Linke SAP on AWS
Key steps to adopt Devops on a Cloud-Native Company
Download The Linke AWS Connector for SAP in PDF