Migración del Data Center a AWS, incluidos los sistemas SAP de MRG

 

Lo que realmente nos convenció para migrar nuestro centro de datos fue nuestra visión de futuro. Trasladar nuestra infraestructura a la nube es solo el primer paso.

En 2018, Madrileña Red de Gas decidió migrar su centro de datos a la nube pública. La empresa de suministro de gas, fundada en 2010, suministra hoy gas a 59 municipios de la Comunidad de Madrid, incluida la propia capital, y cuenta ya con más de un millón de clientes. En cuanto a los puntos de suministro, es el tercer proveedor de gas de España, con más de 898,000 puntos de suministro.

La empresa, que desde el primer día ha ido ampliando su negocio y aumentando su base de clientes, tiene claro que la orientación al cliente es clave para su continuo desarrollo y que, en consecuencia, el rendimiento y la innovación no son solo algo en lo que insiste, sino una parte integral de su ADN.

madrileña-red-de-gas-6
El Reto

Al principio, la empresa buscaba aumentar su capacidad de respuesta a través de una estrategia de TI basada en la externalización del centro de datos. “No somos una empresa que quiera dedicar todo su tiempo y esfuerzo a la tecnología, por lo que hemos optado por encontrar un socio que pueda gestionar nuestros sistemas e infraestructuras por nosotros. Del mismo modo, no queríamos invertir en la propiedad de activos de TI, por lo que necesitábamos una solución todo en uno”, explica Glen Lancastle, director de sistemas y operaciones de clientes de la empresa.

Trabajar con un proveedor de servicios fiable es una estrategia que sigue siendo viable en la actualidad, pero con el paso del tiempo, el modelo demostró ser incapaz de ofrecer la adaptabilidad que la empresa necesitaba. “Aunque se subcontrató el servicio al 100%, cada vez que pedíamos algo nuevo, teníamos que pasar por todo el proceso de negociación de costes y plazos de entrega de nuevo. Necesitábamos operar dentro de un marco más flexible y superar esas limitaciones”, añade el director.

La organización también quería reducir los costes recurrentes de infraestructura ampliando sus opciones y pasando de una tarifa plana a un modelo de pago por uso. “Es un modelo más equitativo y ventajoso para la gestión de TI. Buscábamos más transparencia y flexibilidad porque sabíamos que nuestros requisitos de uso cambiarían”, dice Lancastle.

Por ello Madrileña Red de Gas invitó a los proveedores de servicios especializados en nube privada, nube híbrida y nube pública a presentar sus propuestas a la compañía. La propuesta presentada por Amazon Web Services (AWS) resultó ganadora. Sobre esta decisión, el director de sistemas explica, “Lo que realmente nos convenció para migrar nuestro centro de datos fue nuestra visión de futuro. Trasladar nuestra infraestructura a la nube es solo el primer paso”.

Pero, dado que el 80% de su negocio está gestionado por sistemas SAP, incluyendo las herramientas SAP Utilities (IS-U), el software fundamental para el sector, y SAP NetWeaver, la plataforma de desarrollo, suministro y gestión de aplicaciones en un entorno de software heterogéneo, también era fundamental que el proveedor de energía encontrara un socio que pudiera ofrecer de forma fiable soluciones y consultas especializadas de SAP en la nube.

Para encontrar a este especialista, la empresa presentó otra solicitud de licitación. Dos grandes consultoras y dos empresas más pequeñas presentaron propuestas. “Descubrimos a Linke, la empresa elegida, a través de una búsqueda en la web y mantuvimos algunas conversaciones con Linke y AWS, donde demostraron cómo manejan entornos de clientes similares, reduciendo continuamente la complejidad y los costos al tiempo que mejoran el rendimiento, optimizan la capacidad y resuelven problemas. Era el servicio gestionado proactivo que necesitábamos."

"También nos atrajo su tamaño. Creíamos que una empresa más pequeña podría ser más receptiva y encajar mejor en nuestra forma de trabajar. Puede que seamos una gran empresa de servicios públicos, pero en TI queremos estar a la altura del espíritu de innovación, capacidad de respuesta y eficiencia que normalmente se encuentra en una PYME”, afirma Glen Lancastle.

La Solución

Bajo la dirección de su socio, MRG se orientó hacia el nuevo modelo con la vista puesta en las ventajas de trasladar sus sistemas a la nube. En poco más de dos meses había completado el 90% de la migración de su centro de datos. A esto le siguió un periodo de estabilización durante el cual se concentró fundamentalmente en los retos que planteaban determinadas aplicaciones que, por su arquitectura, no eran compatibles con los entornos de la nube.

Tanto MRG como Linke son conscientes de la complejidad del proyecto que emprendieron: “Todos los sistemas se movieron, incluyendo los críticos. Este fue un paso audaz porque, hasta ahora, ha habido muy pocas migraciones de centros de datos de una sola vez a la nube pública”, reflexiona Lancastle.

madrileña-red-de-gas-7

"La migración de AWS fue mi primer contacto con una metodología ágil para la infraestructura", dice Lancastle. “En nuestras reuniones diarias, a menudo me sorprendería que el equipo de Linke ya estuviera trabajando en los elementos que tenía en mi agenda. Linke también invirtió un tiempo considerable en comprender el impacto comercial de todo lo que hizo y cómo sus acciones afectaron a los usuarios finales ".

Una vez finalizado el viaje a la nube, la organización advierte que, con cualquier iniciativa de este tipo, es imprescindible tener en cuenta lo siguiente:

Sistema actualizado

Para facilitar el proceso y asegurar la correcta transferencia de conocimientos es importante que la configuración original del sistema esté bien documentada y actualizada.


Prevención de retrasos

No lo consideres solo como un proceso técnico. Requiere metodología y coordinación entre los diferentes departamentos de negocio y una multitud de proveedores. Esto evitará retrasos.


Soluciones rápidas

No todas las aplicaciones serán compatibles con la nube, y esto debería tratarse antes de que se vuelva problemático.


Doble comprobación

Una vez finalizado el proyecto, se debe realizar una auditoría del sistema para confirmar que todo funciona como debe ser, identificar posibles áreas de mejora y, por supuesto, documentar la nueva configuración.

madrileña-red-de-gas-10

“La migración del centro de datos era mucho más que un mero procedimiento técnico y requería la coordinación entre muchos proveedores y departamentos de MRG. Como resultado de esto, se requería una gran sensibilidad empresarial, tanto por nuestra parte como por parte de Linke”, resume el Director.

Los Beneficios

Una vez finalizado el proceso de “subida y cambio” la empresa está satisfecha con el resultado. El beneficio más inmediato para MRG ha sido la flexibilidad que ha obtenido en la nube. Puede reducir o aumentar los recursos según la demanda de acuerdo con las necesidades del negocio, lo que resulta en unos costos 10 por ciento más bajos. "También podemos obtener servicios para nuestros usuarios internos más rápido", dice Lancastle. “Si una unidad de negocios necesita una respuesta rápida a un problema, podemos obtener una prueba de concepto en unos pocos días porque podemos poner en marcha la infraestructura necesaria muy rápidamente. Antes, podría llevar meses."

MRG también aprovechó la oportunidad para reformular sus acuerdos de nivel de servicio con Linke para centrarse en la experiencia del usuario en lugar de las métricas de TI. "No somos expertos en tecnología, por lo que saber que un servidor tiene un cierto tiempo de actividad o está funcionando a cierto nivel no significa nada si mis usuarios finales están sufriendo", dice Lancastle. “Linke garantiza que las transacciones clave que necesitamos sucederán a ciertas velocidades; depende de Linke proporcionar los recursos de AWS para permitir eso. Es un nuevo tipo de relación que nos funciona muy bien ”.

El Futuro

A corto plazo, Madrileña Red de Gas quiere capitalizar la nube optimizando aquellas áreas receptivas a una mayor adaptabilidad, flexibilidad y capacidad de respuesta, a la vez que busca reducir los costes. Trabajando junto a Linke como socio en estas nuevas iniciativas, pretende replantear su arquitectura, poder encender y apagar los equipos de forma más dinámica y empezar a utilizar el modelo de reservas que ofrece la plataforma en la nube.


Con la migración completa, MRG puede enfocarse en reducir costos y rediseñar algunas aplicaciones para que funcionen mejor en la nube. Lancastle dice: “Hemos retomado el control de nuestro alojamiento de aplicaciones, pero también estamos entusiasmados con las oportunidades de innovación. Las tecnologías de AWS para big data y aprendizaje automático, por ejemplo, han reducido la barrera de la innovación para equipos pequeños como el nuestro ". Un proyecto en proceso es una nueva arquitectura sin servidor que utiliza AWS Lambda y AWS Fargate , que podría alojar los servicios de oficina virtual, las aplicaciones de movilidad y los servicios de lectura de medidores de MRG.

¿Tienes un reto similar?

Contacto